Osteopatía

DEFINICIÓN DE OSTEOPATÍA.

Es la ciencia que trata el cuerpo como unidad, con la suma de todas y cada una de las partes que lo conforma para su proceso de sanación .Es una terapia completa en sí misma.

La Osteopatía trata cualquier disfunción mecánica en el organismo, ya sea estructural ósea, visceral o genitourinario y muscular; independientemente de cuál sea el origen del desorden , la Osteopatía aborda de forma resolutiva cualquiera que fuera la disfunción mecánica.

El cuerpo humano se crea desde un proceso embriológico. Las estructuras anatómicas se van formando en armonía con su entorno y los diferentes sistemas: Sistema Nervioso Central, Sistema Linfático, Sistema Circulatorio, Sistema Cardio Respiratorio… comandados por una serie de movimientos, permitiendo que cada estructura sea capaz de realizar su función, así, tanto los movimientos involuntarios como los voluntarios se producirán con total normalidad.

Los movimientos involuntarios como por ejemplo el de los pulmones, el corazón o los intestinos, realizan su función sin cesar, a no ser que se vean interrumpidos por alguna anomalía; lo mismo ocurre en el caso de los movimientos voluntarios como podría ser, por ejemplo, la flexión de un brazo o el movimiento de la cabeza, será igual, realizará su función con normalidad mientras no haya nada que lo impida.

Las disfunciones de los movimientos voluntarios pueden ser producidos por infinidad de motivos, pero básicamente hay dos razones principales por las cuales se producen diferentes alteraciones: las sobrecargas musculares producidas por posturas inadecuadas, movimientos reiterados con o sin peso, gestos viciados en el trabajo o en el ocio, esfuerzos súbitos, o también por preocupaciones, estrés… , en estos casos cuyo componente emocional es determinante, la Osteopatía es igual de eficaz, solo que en función de cuáles sean los componentes que conforman la lesión, se utilizarán unos recursos osteopáticos u otros. La segunda razón viene de la mano de las compresiones articulares, éstas en la mayoría de los casos suelen ser producidas por lesiones antiguas, lesiones cronificadas por el paso del tiempo, que han hecho que las estructuras vecinas se adapten a esa situación. De esta manera, y desde el momento en el que empezó el proceso de adaptación, los movimientos normales dejaron de serlo limitados por su entorno. También podría haber lesiones producidas por algún traumatismo, accidente o shock emocional.

Las contracturas musculares, bloqueos articulares, tendinitis y demás podrían estar dentro de las sobrecargas y compresiones. Por otro lado, están las distensiones- los esguinces- que pudiendo haberse producido por diferentes motivos, el abordaje con Osteopatía sería el mismo, cambiará el añadido al esguince, es decir, si el esguince se ha producido por un traumatismo o golpe, el añadido al esguince será el traumatismo en cuestión y no el hecho de la distensión. ¡Ojo!, la Osteopatía no trata facturas, fisuras, desinserciones ni nada que no sea exclusivamente de origen mecánico sin que la estructura anatómica en cuestión haya sido traumatizada, es decir, en una distensión de ligamentos sin más, sin fractura, fisura ni desinserción, la osteopatía lo trabaja por completo y sin ningún problema. Concluyendo, todo lo que sea de tipo mecánico o producido por un proceso mecánico la Osteopatía lo trata y lo que no tenga que ver con eso, no lo trata.

Las disfunciones de los movimientos involuntarios, siempre y cuando no sea de tipo neurológico, en cuyo caso, estaríamos hablado de algo que pertenece al Neurólogo o al Fisioterapeuta, dependerá de la valoración de la lesión neurológica. Por otro lado y para que nos entendamos se podrán tratar con Osteopatía las tensiones y compresiones que se instalan en cualquier zona de tracto nervioso pueden estar produciendo una disfunción en él. De todos modos el Osteópata tiene que ser lo suficientemente honrado como para decirle a su paciente si lo que le pasa y la solución es cosa de su competencia o no, de no serlo sabrá a quién derivarlo.

La Osteopatía tiene una forma muy particular de reconocer lo que le pasa al individuo, de hecho esta terapia es única en lo que a diagnóstico tratamiento se refiere. Tiene la particularidad de valorar y tratar al individuo en el acto y al unísono, es más, en función de lo que en ese momento sea más llamativo o principal, ésto se abordará con los mismos parámetros y tensiones internas que el propio cuerpo ha creado para mantener la disfunción mecánica.

El cuerpo humano es sabio, no creo que nadie lo dude, sabe cómo está, si le pasa algo qué le pasa e incluso las razones por las cuales no ha sido capaz de curarse. La Osteopatía escucha el cuerpo, el Osteópata es capaz de determinar cual es la disfunción mecánica que está produciendo el problema y también está preparado para seguir las pautas que el propio cuerpo pone a disposición del que quiera hacerle caso.

El Ser Humano tiene la capacidad de perder la salud y no siempre es capaz de sanar sin ayuda, con sus propios recursos. El Osteópata, practicando la Osteopatía, estimula, acompaña y ayuda al ser humano a modificar su estructura en la dirección en la que el individuo, en lo más profundo de su ser conoce y dirige.